Relato erótico – Gozamos de a tres

trio hombre mujer hombre

Aparecio en el marco de la puerta, vestido con un pantalón negro, camisa blanca , sus ojos no sabían a quién mirar primero, ambos giramos modelando nuestros atuendos, nos acercamos a él, le ofrecí la copa y brindamos por una noche especial, nos  fundirnos en un triple beso,  libre de pudores, nos manoseábamos y comíamos nuestras lenguas, nada estaba pactado así que la cena quedó olvidada, Clau se encargó de abrir la bragueta del pantalón de Ramiro y extrajo su verga dura y chorreante, me guio con su mano en mi cabeza al tiempo que me decía.-dale Fer, quiero ver como la chupas toda, me agache, comencé a darle chupadas a ese rico y jugoso glande, ella, lo sujetaba como un ariete, y se encargaba de sobarlo por la comisura de mis labios, sentía el sonido acuoso que hacían los dedos de Néstor en la mojada concha de ella, yo cada vez engullía más y más la verga, la succionaba con placer, los gemidos de ambos se mesclaban con los míos, le cedi el lugar a Clau, que visiblemente excitada lo mamó con furia, nos sentamos en un sillón en la penumbra del living ella en el medio, besos manoseos, chupadas de verga de ambos, Rami se dedicaba a verter pequeños chorritos de champagne  en su tronco venoso y duro y ambos nos dedicábamos a sorberlo y aprovechando a unir nuestro labios en la punta de su verga, eso lo ponía más caliente, parecía un pulpo, sus manos recorrían nuestros cuerpos acariciandonos la cola a los dos.

Clau le quito el molesto pantalón, y se dedicó a lamer sus testículos, yo aproveche para marido bisexualponerme detrás de ella, separando sus nalgas, y comencé a chuparla, mi lengua recorría cada parte de su jugosa concha, sentí como inundaba mi boca de sus dulces jugos, me tocó el turno a mí, sentir la lengua de ella en mi culito, y el sabor de la verga de Ramiro…luego le pedí a ella que se siente encima de esa verga, que no tardo en perderse dentro de su jugosa concha, muy abierta de piernas, me permitió lamer su vulva y cada vez que salía de su interior ,el tronco venoso y empapado de la verga, sus testículos con cada embestida, brotaba más juguito de concha para mi deleite, de tanto en tanto, él, paraba con su embestida, evitaba a toda costa eyacular, cubría con su mano la verga, para que no lo pudiera chupar, sabía que no resistiría y nos bañaría con su dulce leche.

Hasta que no se aguantó y pido ir al dormitorio, aprovechamos para dejarlo totalmente desnudo, fuimos abrazados sin soltar nosotros su verga y el sus manos de nuestras colas penetradas por uno de sus dedos, nos tumbó en la cama, miro a su alrededor, se acomodó al pie de la cama,! quiero verlos,mostrame bebe, lo puta que sos cogiéndote a Fer.

trio
No hacía falta el pedido, comenzamos a chuparnos por todos lados, Clau, abría su boca a mas no poder, tratando de meterse toda mi verga en su boca, mis manos hurgaban en toda su humanidad, jadeábamos como dos lobos en celo, como si hacía apenas horas no nos hubiéramos prodigado mimos mutuos, la sensación de ser observados aumentaba el morbo, creo, y exacerbaba nuestra calentura, Ramiro nos miraba atentamente,su verga  palpitaba chorreante, hicimos un 69 para su deleite, dejando que viera como nuestras lenguas se adentraban en nuestro interior, chupándonos clítoris y ano, metí mi lengua en el esfínter de el, que largo un gemido de placer, y copio mis movimientos, esos besos negros, hacían que  fluyeran cataratas de placer.

Ramiro resoplaba y gemía a la vez que decía frases casi inteligibles, apenas se le entendía, cójanse? por favor?quiero verlos coger?, me gire, acomode a Clau boca arriba y la monté, cruzando nuestras piernas,  en un momento le pedí que se uniera, -veni papito ?.mete tu lengua entre los dos, esa conchita es tuya tambien papi ?-

La habitación se llenó de jadeos y gemidos, Rami cambiaba de posición de tanto en tanto, para lamernos y darnos a cada uno su ración de verga en la boca, se acostó boca arriba, en busca de aire, Clau aprovecho para montarse en la verga, que no dejaba de chorrear leche  -Clau ?  quiero ver como mi mujer se coge a su amante.
Siiii mi amor !!.. mira como me cojo a nuestro macho ?  hacete la paja, mientras mi concha se come esta verga hermosa?  mira como entra !!! mirá…me abre todaaaa!!! que placer me da sentirla asi!!!  ella se movía con ganas, metiéndose toda esa carne palpitante hasta el fondo que placer, verla a ella ser cogida por otro….luego,se puso en cuatro sobre él, haciendo que Ramiro mordiquee sus pezones y me dejo más libertad para meterle mi lengua de a poco en el culito, de tanto en tanto me agachaba hacia ella y le lamia la verga tambien a él  y besaba sus huevos .
Amor, chupame la lechita de la concha.. me dijo … no sé cuánto tiempo estuvieron jadeando y garchandose abrazados, el olor a sexo inundaba la habitación, recuperamos el aliento y nos fuimos a duchar los tres juntos, jugamos bajo el agua, desnudos fuimos por algo de comida y terminarnos la segunda botella de champagne, con mirada morbosa Clau dijo, “quiero mas…”
-¿más champagne?- pregunto pícaro Ramiro
-no!!!…bobo?  quiero más verga?  más todo?.
-yo también?  la noche recién empieza dije, al tiempo que llenaba las copas, esperen que me recupere, dijo Rami, me cogio como nunca tu mujer.
Bromeábamos y nos manoseábamos entre los tres,  al cabo de un rato, su verga ya estaba a tope nuevamente, ambos nos pusimos en cuatro en uno de los sillones…admito que  mi culito necesitaba ser cogido, y se lo hice saber ? cogeme el culo papi?…quiero que mi putita vea como me llenas de leche la colita ? le dije,   sentí como apoyo su glande en mi entrada, no le di tiempo a nada, con un leve empujón la trague hasta sentir sus testículos en mis nalgas, solté un gemido de placer tenia toda su verga adentro, me retorcí de placer y fui yo quien movía mi culo de tal forma que entraba y salía esa verga que me  provocaba  otra oleada de sensaciones increibles..Clau miraba encantada como a su maridito le cogían el culo, alentándolo a él con frases muy cachondas y tocándose a mas no poder  se metió debajo mío, para lamer mi verga y los jugos que salian con semejante cogida. nos disfrutamos toda la noche, ambos recibimos cada uno nuestra ración de leche, Rami quedo exhausto , rendido, se adormilo en uno de los sillonesdandole por el culo a a otro hombre, nosotros con Clau, seguimos dándonos mimos y garchandonos muy calientes por lo realizado, decidimos repetir la experiencia cada vez que pudiéramos, ella me pedia permiso para cogerse a su amante cuando quiera, y volver con toda su leche, cosa que me calienta mucho ….afuera, seguía lloviendo, los relámpagos iluminaban de tanto en tanto nuestros rostros de felicidad, dejamos a Ramiro en el living, nos fuimos a dormir a la cama abrazados, a media mañana, estabamos nuevamente gozándonos los tres, hasta pasado el medio día, luego nos despedimos como si no fuésemos a vernos mas.  Ya habra tiempo en la semana de ir por mas placer juntos.

Este relato erótico lo a enviado mediterraneabcn y nos dice que es real.