Mi Primera Vez Como Cornudo

gordita tetona

Me gustaría empezar mi historia describiéndome, me llamo Rafael y actualmente tengo 38 años, soy de complexión baja y estoy algo pasado de peso, aproximadamente 85 kgs y 1.60 mts de altura, por lo que se podría decir que soy el clásico chaparro gordito, además de que ya a mi edad ya se me está cayendo un poco el pelo por lo que también me estoy quedando pelón, aunque a pesar de eso, tengo mucho vello en el cuerpo. Una de las características más importantes para mi historia es que considero que tengo un pene pequeño, no micro, pero sí bastante pequeño a comparación con fotografías y videos porno amateur que he visto de internet. Mi pene sin erección me mide aproximadamente 3 cms y cuando se me para llega a los 6.5 cms con un grosor de 2 cms de diámetro, así que ustedes decidirán si es pequeño o no, además no estoy circuncidado, no puedo descapuchar completamente mi pene porque al intentarlo, la piel de la punta de mi pene no se estira lo suficiente para poder hacerlo y al intentarlo me duele bastante.

Hace un tiempo conocí a una chica llamada Jazmín, la conocí en uno de esos antros donde hay música para bailar y muchas mujeres solas buscando compañía a cambio de que les invites algunas copas y les pagues los bailes y bebidas. Ella es bajita, también un poco pasada de peso, pero con un busto y caderas muy bien torneadas, que fue lo que más me llamo la atención de ella, tiene muy bonitos ojos y una carita muy sexy. Al momento era muy fácil hablar con ella ya que es muy simpática y platicadora, además de que le gusta mucho bailar y tomar con los clientes del antro. Empezamos a salir y yo la buscaba en el antro cada semana, aunque a veces no podía estar siempre con ella porque estaba con otros clientes bailando y tomando, a menudo quedábamos toda la noche hasta que cerraban y la llevaba a su casa.

La relación fue creciendo y nos hicimos novios, con el tiempo tuvimos relaciones sexuales cada que nos veíamos, a mí me encantaba coger con ella, pero sinceramente yo creo que ella estaba un poco decepcionada por mi tamaño y desempeño, en varias ocasiones se llegó a dormir mientras yo la cogía y tenía que hacer yo todo el esfuerzo para poder venirme en ella mientras ella ya dormía. Yo intentaba satisfacerla con sexo oral y en muchas ocasiones logre provocarle orgasmos chupándole su vagina durante mucho tiempo pero sé que podría haber problemas por no poder satisfacerla con mi pene.

Después de un tiempo llegue a notar que a ella ya no le interesaba mucho tener sexo conmigo, por lo que le pregunte directamente que es lo que pasaba y me confirmo mis sospechas, ella no estaba contenta con mi desempeño en la cama y me dijo que tenía pensado dejarme, que lo único que la detenía es que yo le ayudaba con su trabajo y le daba dinero para sus gastos como la renta y el celular. Yo le insistí que no termináramos, que la quería mucho y que quería estar con ella y que podríamos buscar otra solución. Ella me dijo que la única solución era que la dejara estar con otros hombres que conocía del trabajo o de los antros, porque desde que yo iba a verla, ella había dejado de salir con otros por fidelidad a mí, pero que la verdad ya estaba aburrida de mí.

Yo estaba muy preocupado, estaba consiente de mi situación y sabía que eso no lo podía cambiar, así que tome la decisión de intentarlo y así se lo comunique a Jazmín, ella se puso contenta cuando se lo dije y me propuso que ese fin de semana iría con un amigo antes de regresar a casa conmigo, yo estaba confundido, ¿se iba a ir con otro hombre justo la noche en que yo iba a ir a verla?, ¿se la iba a coger justo antes que yo lo intentara? No supe que decirle y le dije que no había problema, lo que ella decidiera estaba bien.

mujer con otro hombreEsa noche llegue al antro y ella ya estaba con otro hombre, tomando y bailando con él durante un buen rato, note que estaba muy contenta y que parcia que la estaba pasando muy bien, yo solo la veía desde otra mesa y de vez en cuando ella volteaba a verme y me sonreía de manera cachonda y sexy. El otro tipo con el que estaba Jazmín no era parecido a mí, incluso era un poco más bajo que yo, pero la diferencia más grande era que era mucho más esbelto, mas fornido incluso, se veía que hacía mucho ejercicio y se veía muy fuerte y varonil, además de ser joven, le calculaba unos 26 o 27 años. Seguramente ese era un factor para poder estar con ella.

Ya después en la noche decidieron irse a divertir a otro lado y en lo que él se fue al baño Jazmín aprovecho la ocasión para hablarme y decirme que les pagara la cuenta de ellos, que ya se iban a ir a su casa y que como el tenia auto, que me llamaba cuando terminaran para que fuera por ella. No sabía que decir, no solamente le estaba pagando la diversión con mi novia a otro hombre, sino que también iba a hacerla de taxista cuando todo acabara, no me quedo más remedio que decirle que sí y que esperaba su llamada.

Yo solo los vi salir del antro y después de beber un par de cervezas para pasar el tiempo, pague mi cuenta y me fui a casa a esperar la llamada de Jazmín. No dejaba de pensar en cómo la estaría pasando ella, si es que lo estaba disfrutando (lo más seguro es que sí) y en que formas se la estaba cogiendo. No me lo esperaba, pero la verdad es que me estaba calentando con esos pensamientos y sin darme cuenta hasta ya me estaba tocando pensando en la situación de mi novia cogiendo con otro hombre.mujer a cuatro patas tanga rosado

Al cabo de unas horas recibí la llamada de Jazmín para que fuera por ella, por lo que me dirigí de inmediato a la dirección que me indicó pensando en lo que había estado haciendo y calentándome de nuevo. Al llegar a la dirección ella ya estaba en la puerta y esperando mientras platicaba con su amante para hacer tiempo, se veían muy contentos y sonreían mucho entre ellos. Al entrar ella al coche me di cuenta que olía mucho a sexo y pensé que seguro tuvieron una sesión muy apasionada y cachonda, al irnos note que el otro me miraba de forma extraña, no como si fuéramos enemigos o rivales por la misma mujer sino como cómplices e incluso como agradeciéndome de que le dejara coger con mi novia o al menos eso me pareció.

Camino a casa le pregunté cómo le había ido, y ella respondió: – Muy bien, me la pase súper, definitivamente necesitaba coger rico, desde hace tiempo que no me sentía así.

– ¿No te gusta coger conmigo? – Le pregunté. – A veces, pero con tu herramienta tan pequeña es difícil pasarla muy bien, no como con Miguel (así que así se llamaba el otro hombre), el sí que tiene una buena verga -. Respondió mientras se acercaba un poco a mí y pasaba su mano por entre mis piernas buscando mi pene.

– De hecho todavía estoy un poco caliente, llegando a casa te voy a dejar cogerme y probar un poco de lo que Miguel me hizo hace rato -. En ese momento no sabía a qué se refería pero pronto lo averiguaría.

Llegando a la casa, inmediatamente me empujo al sillón de la sala y se dispuso a quitarme la ropa, yo intentaba quitársela a ella pero me detuvo, – Aún no -me dijo- , primero te voy a poner listo para disfrutar- . Me desnudo completamente y mi pequeño pene aunque erecto y yo completamente excitado no rebasaba los 6 cms, ella solamente se le quedo viendo y me dijo: – Bueno, pues que se le va a hacer, tendremos que buscar otras opciones para que disfrute yo también- . Acto seguido se quitó la ropa y con brusquedad se puso encima mío y acerco su cadera a mi cabeza y me ordenó: – Mira lo que disfruto Miguel, el si tiene una buena verga y yo lo deje cogerme sin condón, ahora vas a probar que rica verga tiene– . Enseguida puso su vagina en mis labios y con sus manos en mi nuca me empujo fuertemente para que no me separara, yo instintivamente saque mi lengua y empecé a lamer su vagina llena de líquidos probando que todavía estaba muy excitada, al cabo de unas lamidas ella ya estaba gimiendo de placer y yo también lo estaba disfrutando, pero empecé a notar un sabor diferente a la de otras veces que se la había chupado, empecé a distinguir el sabor a semen de dentro de su vagina.

Yo pensé que me iba a dar asco, que no era natural que probara el semen de otro hombre y mucho menos de dentro de la vagina de mi novia, pero sinceramente me estaba gustando la situación, incluso note que estaba todavía excitado y seguía con mi verguita parada, por lo que me dispuse a masturbarme mientras le lamia la vagina y comía el semen de otro hombre.

– ¿Te está gustando la leche de Miguel?- me preguntó. – Puedes tocarte mientras piensas en cómo me dejo la panocha, lo más seguro es que después te traiga más leche para que me limpies y te toques tu chiquito mientras lo haces. Puede que incluso te deje vernos en acción alguna vez -. Justo en ese momento me empecé a venir imaginándome en que tan grande tendría la verga Miguel y que tanto semen podría probar al limpiar la vagina de Jazmín después de cogerla por horas. Ella también estaba teniendo un orgasmo e hizo algo que nunca la había visto hacer, se empezó a orinar del placer justo en mi cara y en mi boca.

Estaba sorprendido, nunca la había visto venirse así y mucho menos orinarse del placer, yo también me había venido, pero sobre mí mismo y jadeando por lo que había pasado, un poco confundido por lo que había pensado y al mismo tiempo satisfecho por haberme corrido. – Bueno, eso estuvo muy bien para variar -, dijo Jazmín después de un rato y ya recuperada de su orgasmo –se ve que a ti también te ha gustado la verga y la leche de Miguel, si te portas bien y me dejas seguir viéndolo, quizás podamos hacer cosas más interesantes, por ahora encárgate de limpiar y puedes irte a tu casa pensando que vas a ser un buen cornudito y que también vas a disfrutar mucho sabiendo que yo voy a disfrutar cogiendo con otros hombres.

Continuará…

 

Relato erótico enviado por Rafael.MiniP Afirma que este relato es ficción, pero he de reconocer que mientras lo publicaba y lo leía me empalme como un jodido burro.